Valores Castelianos

nuestros valores son los que hacen la diferencia

Mas De 50 Años De
Experiencia En Educación

En todos sus niveles

Nuestra Misión

Nuestra razón de ser como institución educacional, nacida de un sueño de amor a la profesión y servicio pedagógico, es: Construir una comunidad educativa, inserta en la parte alta de Viña del Mar, que, inspirada en la fe católica, oriente su quehacer educativo al logro de aprendizajes de excelencia, en la buena convivencia.

Nuestra Visión

Hemos plasmado nuestro sueño a futuro, con las consideraciones propias de nuestra realidad, entorno y circunstancias, llegando a plasmar un Visión de futuro alcanzable, que señale una mejora sustantiva respecto de nuestra realidad y que recoja las aspiraciones de todos los miembros de nuestra comunidad. Por lo anterior nos hemos propuesto: Ser la mejor alternativa de educación de excelencia e inspiración católica en Viña del Mar alto.

Historia Casteliana

ORÍGENES

1966

Los orígenes, CASTLE COLLEGE Los orígenes de la institución Colegio CASTELIANO se remontan a 1966, cuando don Ernesto Morales Saavedra funda en el Cerro Castillo de Viña del Mar el Colegio CastleCollege. El Proyecto educativo de nuestro antepasado muestra la fuerte inspiración pedagógica de su fundador y el deseo de ocuparse por las diferentes necesidades educativas de sus alumnos y alumnas, y de acoger a las familias en una atención preferencial. Los valores institucionales de nuestro actual colegio CASTELIANO siguen siendo los valores fundacionales del CastleCollege: RESPETO, RESPONSABILIDAD y SOLIDARIDAD, los que desde siempre se han representado en las tres barras de la torre característica de su insignia.

DESPUÉS DE

15 AÑOS

A los 15 años de nacido el establecimiento, se produce el cambio de domicilio al centro de Viña del Mar, donde la antigua casona de 1 Oriente con 5 Norte alberga una etapa próspera y de proyección. Es en esta etapa donde se adquieren los actuales terrenos del colegio Casteliano, en Villa Dulce, Viña del Mar alto, con el fin de construir un anexo en el cerro, que ofreciera educación particular de calidad al sector alto de Viña del Mar.

EN MARZO

DE 1990

En marzo de 1990 se abre el anexo Villa Dulce el que, con el tiempo, será la cuna de nuestro colegio CASTELIANO. Una alternativa de calidad El sueño del fundador se vio realizado en la posibilidad de desarrollar una alternativa educacional rica en valores cristianos y visión pedagógica a la que tuvieran acceso un amplio sector de Viña del Mar Alto. Siempre fieles a los tres valores fundamentales y la orientación católica de su proyecto educativo, el proyecto anexo de Villa Dulce se desarrolló por más de 10 años, consolidándose como una alternativa educacional de calidad en el cerro. Tiempos de cambio llegado el nuevo milenio y la crisis económica que afectó a nuestro país, la educación particular pagada pierde terreno en relación a las alternativas subvencionadas de financiamiento compartido. La sede del centro de Viña del Mar del Castle College pierde paulatinamente matrícula y la alternativa de abrir la sede de Villa Dulce a la modalidad subvencionada se evalúa como una posibilidad de ofrecer a las familias del sector mayores posibilidades de acceso a este proyecto educativo.

EL AÑO

2002

Nace Colegio CASTELIANO Finalmente, el año 2002 nace el colegio CASTELIANO, sucesor de la tradición, valores y orientación católica de su antecesor Castle College. Guiados, ahora por don Oscar Morales Castro, hijo del fundador, se inicia con otro nombre una nueva etapa en esta historia institucional, esta vez con dependencia particular subvencionada de financiamiento compartido.

El colegio CASTELIANO deriva su nombre del anterior Castle College, pues ya se hablaba de la familia casteliana, como una forma de darle continuidad al proyecto y su historia. Se mantiene la tradicional insignia que, hasta el día de hoy, con toques modernos, señala a la institución: la torre con tres barras.

EN EL AÑO

2007

Consolidándose En el año 2007, el colegio CASTELIANO da un paso de crecimiento y fortalecimiento, abriendo su sede Campus Frutillar, a pocos pasos de su Casa Central, se alza un moderno edificio que triplica la capacidad de atención y mejora las instalaciones y espacios para su comunidad